Medicina nuclear

 

Pioneros en la implantación de la Medicina Nuclear en España, en Ascires contamos con el primer centro híbrido de esta especialidad y con el equipamiento más avanzado para el diagnóstico y tratamiento. Un equipo profesional con amplia experiencia, capaz de realizar cualquier prueba del catálogo internacional de Medicina Nuclear con flexibilidad y agilidad, es clave para ofrecer diagnósticos precoces y máxima precisión médica.

¿Por qué Ascires?

Por nuestra trayectoria y especialización

Pionero en España en la introducción y desarrollo de la Medicina Nuclear (1963), el equipo de Ascires Cetir acumula una experiencia profesional y tecnológica de más de 50 años en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades mediante isótopos médicos y radiofármacos.

Por nuestra potencia tecnológica

Con la incorporación continua de equipos médicos de última generación: primera Resonancia Magnética de España; primer equipo de Tomografía de Emisión de Positrones – PET; primer equipo de PET/RM, con tiempo de vuelo, en España; y primer centro híbrido de Medicina Nuclear (Cetir Ascires Viladomat – Barcelona).

Por nuestra flexibilidad y agilidad

En nuestros diferentes centros de España atendemos anualmente a un importante volumen de pacientes mediante la realización de pruebas diagnósticas (Gammagrafía, PET, PET/RM, PET/TC), cirugía radioguiada y terapia metabólica.

Con nuestra amplia dotación de personal y tecnología, desarrollamos de forma ágil cualquier tipo de exploración descrita en el catálogo internacional de Medicina Nuclear. Y, según el paciente y la patología, seleccionamos el tipo de prueba más idónea para obtener la máxima precisión diagnóstica.

Por nuestros tratamientos

Además de su función diagnóstica, la Medicina Nuclear también tiene una finalidad terapéutica. El uso de radiofármacos es clave en el tratamiento del hipertiroidismo, el cáncer de tiroides y las artropatías inflamatorias, así como en la paliación de los dolores óseos metastásicos.

Por nuestra actividad docente

La Unidad Docente de Ascires Cetir es uno de los dos únicos centros privados de España donde se desarrolla el programa de Formación de Médicos Internos Residentes (MIR) en Medicina Nuclear. Una actividad formativa en la que volcamos todo nuestro conocimiento y experiencia, además de todos los avances de esta especialidad. Ascires también colabora en la formación de personal técnico, gracias a la estrecha relación que mantenemos con diferentes escuelas y centros formativos.

Nuestra tecnología

Técnica diagnóstica no invasiva que consiste en obtener imágenes de la actividad y el metabolismo de los órganos del cuerpo basadas en la detección de la radiación por emisores de positrones. Los positrones son pequeñas partículas emitidas por un radiofármaco que se le administra al paciente. Es una prueba muy útil para el diagnóstico y seguimiento de enfermedades tumorales, pero también para determinadas enfermedades cardíacas y neurológicas, así como para el estudio de patologías inflamatorias o infecciosas. La prueba se puede realizar combinada con otras técnicas de imagen, como la Tomografía Computerizada (TC) o la Resonancia Magnética (RM).

Equipo híbrido que combina la información metabólica de las imágenes PET y la información morfológica de la Resonancia Magnética (RM) de alto campo. Esta técnica está especialmente indicada para el abordaje completo del paciente oncológico: desde su diagnóstico preciso, detección precoz de la metástasis incipiente y seguimiento exhaustivo de la efectividad del tratamiento. También se utiliza en el diagnóstico y seguimiento de enfermedades neurodegenerativas y en determinadas patologías cardíacas. En su centro Cetir Viladomat, Ascires dispone del primer PET/RM, con tiempo de vuelo, de España.

Técnica que emplea radiofármacos emisores gamma para estudiar el funcionamiento de distintos órganos. Un ejemplo clásico es la valoración de la función de la glándula tiroides, que acumula selectivamente el yodo que entra en el organismo. Entre otras, también es muy característica la gammagrafía ósea para el diagnóstico y extensión de las metástasis óseas y la gammagrafía cardíaca para valorar la angina de pecho y la extensión de un infarto de miocardio. La gammagrafía destaca por su gran sensibilidad y por detectar algunas lesiones o alteraciones de manera mucho más precoz que otras técnicas de Diagnóstico por Imagen.

Equipo híbrido que combina la información metabólica de las imágenes PET y la información morfológica de la imagen TC en una simple exploración. En la evaluación de los pacientes oncológicos, la información obtenida en los estudios PET/TC es de mayor exactitud que las imágenes PET o TC por separado, aun cuando se interpretan de forma conjunta. La prueba PET/TC está especialmente indicada en:

  • Detección precoz del cáncer y su extensión, así como el estudio del efecto del tratamiento.
  • Evaluación de pacientes con trastornos de memoria de causa no determinada, tumores cerebrales o convulsiones que no responden a tratamiento médico.
  • Evaluación del flujo sanguíneo al corazón y evaluación de los signos de enfermedad coronaria, así como detección de diferentes patologías cardiovasculares.

Técnica quirúrgica que permite la detección e identificación del ganglio centinela en el cáncer mamario, en el melanoma maligno y en otros procesos tumorales. Asimismo, permite la detección de tumores no palpables (técnica ROLL) mediante la administración de isótopos de uso médico.

Tras la inyección del radiotrazador, se utiliza una sonda gammadetectora que permite localizar de forma escasamente invasiva el ganglio centinela, además de poder determinar los márgenes de la extirpación de una lesión tumoral. Este abordaje quirúrgico mínimamente invasivo permite reducir la duración de la intervención y del período postoperatorio, disminuyendo los efectos secundarios de la cirugía convencional.